Los parques más famosos de Barcelona

Muchas veces sentimos que necesitamos hacer una escapada de fin de semana a la sierra, o al menos una excursión de un día donde podamos respirar aire puro. Alejarnos de la ciudad para disfrutar de un día en el campo o en la montaña, sin el temido despertador, el ruido de los coches ni el aire contaminado. Sin embargo, también tenemos una opción muy saludable que encontramos dentro del bullicio barcelonés, ¿qué nos dices de sus parques? Ese espacio natural que se encuentra dentro de la urbe donde podemos relajarnos haciendo diversas actividades como un pícnic con amigos, pasar el día con la familia o disfrutar de un paseo en bicicleta.

Por ello, queremos traerte los parques más famosos de Barcelona ¡no te los puedes perder! Si hay una ciudad famosa por la gran cantidad de parques públicos que alberga es Barcelona.

Parque de la Ciutadella

Construido durante el siglo XIX, este espacio natural fue el primero considerado desde sus orígenes como parque público. Recibe este curioso nombre en honor a la ciudadela militar que mandó construir Felipe V en el siglo XVIII para controlar la ciudad de Barcelona. Te puede extrañar ver la escultura del general Prim dentro de los jardines, pero este homenaje se debe a que este personaje fue quien entregó la ciudadela a Barcelona con la condición por parte de la burguesía de construir un parque público en el terreno.

Sin embargo, esta razón no es la única por la que sobresale el parque público, sino que también destaca por la gran cantidad de árboles

centenarios que alberga, la cascada monumental que puedes contemplar, así como dar un paseo en barca por el lago. ¿Sabes que incluso comparte espacio con el zoo? ¡Es prácticamente un museo natural! Es una de las actividades gratuitas en Barcelona de las que puedes disfrutar en familia, con amigos o en pareja.

Parque Güell

Una de las atracciones más turísticas de Barcelona es el Parc Güell. Gracias a su buena conservación aún somos capaces de admirar la belleza de las esculturas y edificaciones que son toda una obra de arte por parte de Antoni Gaudí. Este hecho hace que este parque más que un espacio natural se consagre como todo un símbolo para Barcelona, además de ser considerado todo un recinto monumental.

Las características esenciales de este espacio lo diferencian de cualquier otro parque debido a que no hay un claro predominio de la naturaleza sobre la edificación. Sin embargo, hay dos zonas donde podemos descubrir un gran paisaje verde: la zona Gaudí y el jardín de Àustria.

Jardines la Tamarita

Estos jardines pertenecían a la finca perteneciente a la familia Craywinckel que en el siglo XX fue adquirida por el magnate Alfredo Mata, quien mandó la construcción de una casa en el espacio de más de dos hectáreas. Suerte que el arquitecto quiso conservar las especies y formas vegetales que ya se encontraban en la finca.

Esta zona de Barcelona nos transporta a la época de la burguesía, donde descansar de los ritmos y ruidos que caracterizan a la urbe. ¿Quién se negaría a un dulce paseo recorriendo la fuente y el estanque que nos da la bienvenida al jardín?

Parque del Eina

Si te apetece hacer algo distinto en familia, esta opción será perfecta para ti. Es un parque amplio, verde y muy limpio donde puedes jugar con tus hijos o dejarles a ellos a su ritmo mientras te tomas una bebida refrescante en una de sus múltiples terrazas.

Parque Joan Miró

Conocido también como el parque de las tirolinas, el parque Joan Miró cuenta con distintas zonas diferenciadas en función de la edad de los

peques de la casa. Cuenta con una explanada donde no te extrañará ver a los niños montados en sus bicicletas o sus patinetes. Además, puedes entrar en la biblioteca Joan Miró que tiene un espacio dedicado a los niños de 0 a 14 años, desde donde se fomentan distintas actividades lúdicas para ellos.

 

Jardines del Laberinto de Horta

Este jardín es el más antiguo de la ciudad y uno de los más bellos. En sus inicios empezó siendo un jardín neoclásico aunque terminó de construirse con características de un estilo más romántico. En el centro del laberinto podrás admirar la escultura en honor a Eros. ¡No hay nada como pasar una mañana intentando salir del intrincado recorrido! ¡Es toda una aventura en familia!

Parque de Cervantes

¿Te gusta el deporte? No hay nada más perfecto que pasar una mañana corriendo a través de los suaves senderos del parque, o montando en bici por sus ligeras pendientes. Además, si te gustan los paisajes frondosos, este es tu lugar. Podrás encontrar olmos de Siberia, palos rosas o tilos.

 

Esperamos que te haya gustado nuestra selección de los parques más importantes de Barcelona. Si necesitas un momento de calma, no dudes en escaparte a cualquiera de ellos y disfrutar de un día soleado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *