Cinco rincones para descubrir una Barcelona de cine

La ciudad de Barcelona ha sido escenario de rodaje de infinidad de películas, cortos y series. Debido a la belleza de sus calles, la riqueza de su patrimonio cultural y su impresionante paisaje costero y montañoso a la vez. En este artículo te vamos a proponer la ruta perfecta para descubrir una Barcelona de cine.

 

Vicky Cristina Barcelona

Woody Allen, 2008

 

Sólo con leer el título ya podemos intuir que nos espera algún paisaje mediterráneo entre plano y plano si vemos esta película. Este clásico de Allen nos muestra ya durante el tráiler los rincones más emblemáticos de la ciudad condal.

El Park Güell, el Aeropuerto del Prat, La Sagrada Familia, La Pedrera, el recinto de Sant Pau, la biblioteca del Hospital de Santa Cruz, el parque de atracciones Tibodabo, la plaza de Sant Felip Neri, el Parque de la Ciutadella, e incluso el MACBA. No se dejaron ni un sitio clave fuera.

Y es que incluso el Ayuntamiento de Cataluña y la Generalitat aportaron su contribución a la película para fomentar el turismo y la cultura de Barcelona.

Aunque la mayoría de los momentos clave ocurren en la capital catalana, también se rodó en Asturias y en Nueva York. Y tras todas las críticas al escritor y director estadounidense, Vicky Cristina Barcelona fue una de las producciones más galardonadas del 2008.

 

Todo sobre mi madre

Pedro Almodóvar, 1999

 

Es imposible rodar una película en Barcelona y no sacar la Sagrada Familia, por eso Almodóvar no fue menos. Incluyendo los rincones más especiales de Barcelona, el guionista y director retrató la historia de Manuela y su viaje a Barcelona a la perfección.

Una de las escenas clave de la película es el entierro de su hijo, celebrado en el Cementerio de Montjuïc. Pero también destacan los increíbles planos del Palau de la Música desde la calle homónima, de la decoración de la Casa del Gremi de Velers, de la zona gótica del Carrer de les Caputxes o de la Plaça del Duc de Medinacelli.

Si la has visto probablemente también recuerden la escena en la que se ve la gran escultura de Colón en La Rambla. Si no, prueba a verla e intenta encontrar todos estos enclaves.

 

REC

Jaume Balagueró y Paco Plaza, 2007

 

El edificio en el que se rodó REC está considerado uno de los más terroríficos de la ciudad, recordando a todo el que lo visita las escalofriantes escenas de este apocalíptico falso documental.

Se conoce como el edificio Casa Argelich y cuando se aproxima Halloween, es uno de los sitios más visitados de Barcelona. Se ubica en el número 34 de La Rambla, y si tienes las agallas suficientes, puedes ir a verlo.

Eso sí, si no has visto la película no tiene mucho sentido. Te dejamos aquí el tráiler para que te pongas en situación.

 

A tres metros sobre el cielo

Fernando González Molina, 2010

 

Conocida también como A3MSC, el exitoso largometraje basado en la novela de Federico Moccia fue grabada prácticamente en su totalidad en Cataluña, y gran parte fue en Barcelona. Fue una de las películas más taquilleras del año, y en ella podemos apreciar distintos rincones especiales de la ciudad condal.

El colegio de Babi, escenario protagonista en las primeras escenas, es la Escuela Pia de Sarrià y se ubica en la calle Immaculada número 35. Las competiciones de resistencia que llevan a cabo los jóvenes de la peli están grabadas en el mirador de Torre Baró, y la romántica escena al ritmo de Dorian entre Mario Casas y María Valverde está rodada en la sala Razzmatazz.

Por si no te viene a la mente, aquí puedes ver el momento en el que pasean hasta llegar a la conocida discoteca.

También salen los juzgados, el puerto de Barcelona y el puente de Vallcarca, donde aparece la famosa pintada que da nombre a la producción.

 

Cheetah Girls 2: Barcelona

Kenny Ortega, 2006

 

La segunda edición del musical juvenil de las chicas guepardo fue grabada en Barcelona. El director confesó en su día que este destino le recordaba a cuando fue por los Juegos Olímpicos en el 1992, y por ello eligió la ciudad como escenario principal para este largometraje.

Además de las primeras escenas por el Park Güell y otras imágenes clave que nos ubican rápidamente en la ciudad condal, durante la canción Strut las protagonistas conocen a un músico callejero barcelonés que les enseña los alrededores.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *