¿Por qué a Barcelona se le llama la Ciudad Condal?

Barcelona

La historia de España, para los que no la han estudiado o vivido desde jóvenes, puede ser un tanto confusa. Ha habido conglomeraciones de territorios y condados, invasiones extranjeras por todos lados, guerras internas, matrimonios planificados, traspasos de la corona, y un montón de apellidos muy difíciles de recordar. Y para esclarecer todo este asunto, en este artículo te vamos a explicar por qué Barcelona y Ciudad Condal son sinónimos.

Todo tiene mucho que ver con la historia de España, pero sin enredar mucho el asunto: Barcelona es la Ciudad Condal porque lleva siendo un condado desde el siglo IX. Bajo el mandato del Conde Berà, familia de Carlo Magno, que gobernó durante 19 años, desde nada más y nada menos que el año 801. Durante esa época, Barcelona pertenecía al Imperio Carolingio y llevaba por nombre Ciudad Condal.

Historia de la Ciudad Condal

La historia del condado de Barcelona es bastante curiosa, ya que está llena de traiciones, guerra, pactos y Ramones. Esto último va directamente relacionado con el hecho de que seis de los gobiernos o condados del territorio fueron comandados por personas llamadas Ramón Berenguer. Y, además, es esta línea de descendencia la que posiciona a la familia condal de Barcelona en el trono del Reino de España.

Para llegar a este acontecimiento nos enfocaremos en los Berenguer. Fueron una serie de reinados que comenzaron con Ramón Berenguer I, seguido de su hijo Berenguer Ramón (El Vell). Con respecto a este apellido, su historia está llena de batallas y encuentros bélicos, pero para no convertir esto en una clase de historia nos vamos a enfocar en su descendencia: los gemelos. Aunque parezca broma, Berenguer I decidió llamar a sus gemelos Ramón Berenguer y Berenguer Ramón, continuando así la extraña tradición del este nombre condal.

 

La tradición de los Berenguer

Los sucesos que acontecieron en la vida de los gemelos son bastante polémicos. Todo se centra en la relación de los dos hermanos, ya que tras la muerte de su padre, Ramón Berenguer II (mejor conocido como Cabeza de Estopa por sus largos cabellos dorados y rizados) hereda el gobierno de todos los condados de Cataluña y algunas partes de Francia. Finalmente, su condado no fue particularmente duradero, pero cabe mencionarlo.

Era un fanático de la caza con halcón, lo que alguno llaman »el arte de la cetrería» y era altamente respetado por todos los habitantes de Cataluña. Aun así, su muerte se considera algo misteriosa, ya que en una de sus tantas expediciones de caza, según cuenta la leyenda, el halcón favorito de Ramón Berenguer II siguió el féretro del conde hasta su llegada final a Girona.

Allí se le dio sepultura y al llegar a la catedral para celebrar el entierro, el halcón cayó desplomado por agotamiento a los pies de los restos de su recién fallecido dueño. Esta es la razón por la cual hay una figura de un halcón esculpida en una de las columnas junto a la tumba real del difunto conde.

La muerte de Ramón Berenguer II

Era sabido por todo el pueblo que la muerte de Ramón es en parte culpa de hermano gemelo. Hasta ta punto, que el obispo encargado de la homilía del funeral hizo varias menciones y referencias a la historia de Caín y Abel.

Como consecuencia de la muerte de Cabeza de Estopa, Berenguer II (El Fratricida) asume su posición de conde y lucha varias veces contra el Cid. Posteriormente, luego de varios años luchando en la conquista de nuevas tierras, decide partir en dirección a la tierra santa durante la primera cruzada y más nunca se supo de él.

La historia de los Ramón Berenguer culmina con el hijo y el nieto del Fratricida. Tras la muerte del conde templario, Ramón Berenguer III (El Gran) se casa con la hija de Cid, María, como un tratado de paz entre los dos guerreros.

Tras la muerte de El Gran, su hijo Berenguer Ramón IV hereda los condados catalanes y se casa con Petronila de Aragón. Su hijo, Alfonso II, fue el primer conde de Barcelona y rey de la Corona de Aragón, y es así como la descendencia de los condes de Ciudad Condal pasa a ser los reyes de la corona de Aragón y posteriormente de la corona de España.

 

Si quieres más curiosidades sobre la Ciudad Condal, aquí te contamos todas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *